Primeros Auxilios. Normas Generales

¿Qué son? Definición de primeros auxilios

Se llama primeros auxilios a una serie de procedimientos destinados a asistir a personas en situación de emergencia o urgencia médica hasta la llegada de un profesional.

Objetivos de los primeros auxilios

Conservar
la vida.

Evitar complicaciones
físicas y psicológicas.

Ayudar a la
recuperación.

Asegurar el traslado de los accidentados
a un centro asistencial.

Diferencia entre Emergencia y Urgencia

Emergencia: Cuando la vida de una persona corre riesgo inmediato. Si no se realiza un primer auxilio rápido la persona puede perder la vida. Ejemplos: hemorragias, paro cardíaco, traumatismos múltiples, etc.

Urgencia: Es una situación grave pero que permite más tiempo para actuar el riesgo de vida no es inminente. Si una urgencia no se trata a tiempo se puede convertir en una emergencia. Ejemplos: dolor abdominal, fractura no complicada, etc.

Apoyo Psicosocial

Preservar la salud psicología de las víctimas

Los primeros auxilios son la ayuda inmediata prestada a una persona enferma o herida hasta la llegada de asistencia profesional. No se refiere únicamente a lesiones físicas, sino también a otros cuidados iniciales como el apoyo psicosocial a las personas que sufren daños emocionales causados por haber sido víctimas o testigos de un evento traumático.

Se debe evitar hacer comentarios en presencia del accidentado sobre su estado de salud para no ocasionarle complicaciones psicológicas.

Las situaciones de emergencia pueden generar conductas violentas, en ocasiones personas tranquilas y cooperativas adoptan conductas agresivas. Que la ayuda que usted preste no sea una sorpresa para el afectado, siempre identificarse y verbalizar sus intenciones de ayuda y sobre todo evaluar si la escena es segura. Algunos familiares y/o amigos pueden estar alterados emocionalmente.

Antes de prestar Primeros Auxilios

Si la persona está inconsciente o no puede responder debido a la enfermedad o lesión, el consentimiento se considera sobreentendido. También cuando la víctima sea un bebé o niño y su padre o tutor no está presente o disponible de inmediato se considera que el consentimiento es sobreentendido. Se puede actuar.

Al momento de actuar

Pasos a seguir ante una emergencia o urgencia

  • 1. REVISE

    Revise el lugar:

    • ¿Hay algún peligro?

    • ¿Qué fué lo que pasó?

    • ¿Cuántas personas afectadas hay?

    • ¿Hay algún peligro inmediato?

    • ¿Hay alguien que pueda ayudarle?

    Revise a la persona:

    • ¿Hay peligro de muerte?

    • ¿Está inconsciente?

    • ¿No respira o lo hace con dificultad?

    • ¿Se mueve?

    • ¿Sufre sangrado grave?

  • 2. LLAME

    Al número local de emergencias según el caso.

    ¿Cómo llamar a emergencias?

    • Conozca el número de emergencias local.

    • Conozca el número desde el que está hablando.

    • Conozca la dirección y las referencias para llegar al lugar del accidente.

    • Conozca la situación.

    • Escuche atentamente al operador.

    • Siga sus instrucciones.

    • Sea el último en cortar la comunicación.

  • 3. ATIENDA

    • Abordar de frente a la víctima y tomarla de los hombros y preguntarle "Me escucha?", "Se siente bien?". Se trata de un doble estímulo. Táctil (al tomarla de los hombros) y verbal al formularle la pregunta.

    • Ante un traumatismo de cráneo o sospecha de lesión en la columna NO MOVER a la víctima.

    • Chequear si la víctima respira, si tiene pulso y si presenta sangrados.

    • Si la víctima respira y tiene pulso pero permanece inconsciente se la debe colocar en posición lateral de seguridad.

Lo que NO HAY que hacer

No arriesgue su vida.

No entre en pánico.

No obligue a la víctima a moverse.

Ante la duda no haga nada.

No dejar sola a la víctima.

No administre médicamentos.

No haga comentarios sobre el estado de la víctima aun cuando si está inconsciente.

No colocar algodón directamente sobre las heridas.

No suministre agua ni otro líquido si la víctima se encuentra inconsciente.